Muchos de nuestros clientes nos preguntan a cerca de la construcción de vivienda unifamiliar modular con contenedores y cuales son sus ventajas.

Básicamente existen dos ventajas frente a la construcción tradicional, plazos de ejecución y costes, aunque este segundo es muy relativo, ya que dependerá del tamaño, calidades, aislamiento y condiciones del terreno. Otra pregunta habitual suele ser si una vivienda hecha de contenedores es apta como vivienda habitual, y nuestra respuesta suele ser como buenos gallegos «que depende», si las calidades utilizadas en la construcción y en el aislamiento envolvente de las cuatro paredes suelo y techo son óptimos, entonces por supuesto que si. Incluso en este tipo de viviendas debe construirse con criterios bioclimáticos y de eficiencia energética.

Un aspecto muy importante es la elección del terreno, este debe contar con los servicios mínimos (o la posibilidad de solicitarlos) de abastecimiento y evación de aguas, suministro de energía y buenos accesos. Recuerda que para la construcción de una vivienda de unos 200m2 ademas de un garaje y un poco de jardín debes contar con al menos 500m2 de parcela (además debes tener el cuenta la edificabilidad del terreno que ocupes).

Con respecto a los permisos necesarios, las normas que rigen con respecto a la instalación de casas modulares con contenedores es la misma que en la construcción de viviendas tradicionales. El CTE (código técnico de la edificación) es el encargado de diseñar y reglamentar los requisitos que debe cumplir cualquier construcción incluidas las casas modulares con estructura metálica como es el caso de la iso containers, respecto a la aseguridad y habitabilidad, según la ley 38/1999 del 5 de Noviembre de ordenación de la edificación (LOE). Las exigencias están enfocadas a dos grandes aspectos, seguridad y habitabilidad, es por ello que dentro de los objetivos está el mejorar la calidad de la construcción, proteger al usuario, e implantar el desarrollo sostenido.

Algunos tips: 

  • Fija un presupuesto máximo que contemple terreno, estudios, permisos, planos, y edificación para evitar futuras sorpresas, aunque deberás contar siempre con una partida extra para imprevistos.
  • Cuenta con buenos profesionales que tengan experiencia en la construcción de este tipo de viviendas, que te ofrezcan garantías.
  • Recuerda que los terrenos inclinados son mas económicos pero necesitan mayor inversión.